Hay momentos en la vida que se vuelven muy difíciles de explicar... el sentimiento exacto es el de tener mucho que contar y haber enmudecido, todo al mismo tiempo.
Entonces uno descubre que simplemente son momentos para uno y nadie más.
De todas formas es reconfortante saber que hay quienes van a estar cerca aunque más no sea desde el silencio.

3 comentarios:

PerSe dijo...

So be it

Otra vez a viajar al olvido dijo...

El silencio es una buena compañia, pero no hay que abusar...

unhombre dijo...

Cuando caes en la cuenta de haber estado días en piloto automático, y acordarte las cosas que dijiste e hiciste. cuanto mejor hubiera sido callarse! que andes bien